El 1 de Agosto del 2017 vuelve a España el Canon Digital en soportes y equipos según se especifica en el BOE del 4 de Julio 2017, Sec. I, Pág. 56444 a la Pág. 56454. Debido a la complejidad de este decreto-ley aprobado, nuestra intención desde NCS Informática Tres Cantos es la de explicaros, de la manera más fácil posible cómo nos va a afectar.

Se sustituye el actual modelo donde el canon es financiado con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, por un modelo donde el pago recaerá en los fabricantes, importadores y distribuidores, que serán los que deberán de abonar el canon digital a los acreedores finales (¿SGAE?) y lo repercutirán a los sucesivos adquirientes hasta llegar al usuario final.

Como excepción a esta regla, el distribuidor de los equipos informáticos deberá reclamar la devolución del canon para aquellas ventas a los siguientes tipos de clientes:

  • Entidades que integran el sector público (según se establezca en el texto refundido de la Ley de Contratos del Sector Público).
  • Aquellos clientes con un certificado emitido por las entidades de gestión de derechos de propiedad intelectual que especifique que no han de pagarlo.
  • Las ventas de equipos fuera del territorio nacional.

El consumidor final, con el nuevo canon digital del 2017 podrá solicitar su reembolso en caso de hacer un uso únicamente profesional de aquello por lo que pagó el canon. Insisto, el reembolso lo deberá solicitar el consumidor final tras haberlo pagado a su proveedor, y la solicitud de reembolso la solicitará directamente a los acreedores finales del canon digital del 2017 (¿SGAE?).

Los importes que deberán pagar los equipos se resumen en (IVA no incluido):

  • Impresoras multifuncionales de inyección de tinta o láser y con capacidad de copia, impresión o escaneado: 5,25 euros por unidad.
  • Impresoras monofuncionales con capacidad de copia, impresión o escaneado de hasta 39 copias por minuto: 4,50 euros por unidad.
  • Para grabadoras CD/DVD:
    • De discos compactos específicos: 0,33 euros por unidad.
    • De discos compactos mixtos: 0,33 euros por unidad.
    • De discos versátiles específicos: 1,86 euros por unidad.
    • De discos versátiles mixtos o de discos compactos y versátiles: 1,86 euros por unidad
  • Para reproductores mixtos, texto, sonora y visual o audiovisual:
    • Discos compactos no regrabables: 0,08 euros por unidad.
    • Discos compactos regrabables: 0,10 euros por unidad.
    • Discos versátiles no regrabables: 0,21 euros por unidad.
    • Discos versátiles regrabables: 0,28 euros por unidad.
  • Memorias USB y otras tarjetas de memoria no integradas en otros dispositivos: 0,24 euros por unidad.
  • Para discos externos: 6,45 euros por unidad.
  • Para discos integrados en un equipo, idóneos para la reproducción: 5,45 euros por unidad.
  • Para dispositivos portátiles (MP3, MP4, iPods, etc) reproductores en formato comprimido, y dispositivos electrónicos portátiles con pantalla táctil: 3,15 euros por unidad.
  • Para teléfonos móviles: 1,10 euros por unidad.

Sólo los ordenadores de sobremesa, los ordenadores portátiles, los MP3/iPods y los móviles están obligados a pagar un único canon en caso de tener varios dispositivos de grabación (discos duros). Lo que implica que, aquellos dispositivos con múltiples discos duros que no estén entre los mencionados anteriormente, pagarán un canon por cada disco de grabación que incorporen.

Por ejemplo, un ordenador portátil con dos discos duros (un SSD para sistema operativo y un mecánico para guardar datos) pagará un ÚNICO canon, pero un servidor NAS de 8 discos duros pagará hasta 8 veces el canon digital del 2017, uno por cada disco que pongamos.

Entendemos a fecha de hoy, que todo lo anterior es lo correcto, según nuestra interpretación del BOE, pero todo quedará más claro según avancemos en el tiempo.